[]

es nl

FORMACIÓN PERSONAL NO DOCENTE DE LOS COLEGIOS ISOC

ENCUENTRO MUJERES

“Hoy como tantos días, siento que en mí viven miles de mujeres; mujeres de tierra, de lluvia, de acero; mujeres que cuestionan, que vacilan, que comienzan;  mujeres asilo, mástil, brújula; mujeres que son pan, que son paz, mujeres andamio que construyen el futuro, sin miedo, valientes; mujeres que alejan de su boca estereotipos, mujeres memoria.”

-Mamen Hernández-  Eclesalia. Marzo 2014

¡Cómo no seguirnos SORPRENDIDENDO (bendito sea Dios) al encontrarnos con ellas!

El viernes, 4 de mayo fue fiesta para las mujeres que estuvimos en el  Colegio María Inmaculada de Jávea. FIESTA GRANDE  es lo que allí se montó cuando estuvimos todas. Y sí… sentimos que en nosotras viven miles de mujeres que en el trabajo diario, en el momento presente, en la familia, en el colegio y en todos los lugares en donde nos encontremos lo DAMOS TODO.

Y digo lo damos todo, con muchísima humildad pero muy alto; porque las personas que no lo dan todo, no pueden crear un ambiente cómo el que allí vivimos y del que hay 72 testigos.

Cada una venía de su casa y de su colegio, con su trabajo bien terminado (eso se intuye mirándonos las caras) porque ninguna de las que acudimos al sarao, nos habíamos dejado en los coles nada a la buena de Dios (Menudas creyentes… que no abandonan su tarea a la buena de Dios hasta que no está terminada); cada una con sus blancos y sus grises (que no se vieron pero también se intuyen mirándonos a la cara).

Pero al vernos, y eso se llama MAGIA o mucho mejor dicho GRACIA DE DIOS, montamos la fiesta.

Primero la comida, con broma incluida;  esperamos el próximo curso expectantes a ver a quien le toca; mujeres contentas, mujeres felices y con esa naturalidad y sencillez que nos lleva a fijarnos en los platos de comida; ¿Tú qué has pedido? ¡Está buenísimo! ¿Quieres probar lo mío? ¿Compartimos?… Risas, muchas risas.

Después de comer,  el trabajo en grupo grande que nos habían preparado Fina y Reme. ¿Os podéis imaginar más atención y agrado? Caras sonrientes y hasta emocionadas. Trabajamos con la rutina veo, pienso, me pregunto, la vida del Padre, apoyándonos en un documental muy novedoso e interesante; compartimos en grupo pequeño y concluimos de nuevo todas juntas.

Hubo hasta baile (eso de la vergüenza ha quedado muy atrás) y sobretodo mucho humor, amor y calor.

GRACIAS OBRERAS Y TRABAJODORAS POR EL HUMOR, AMOR Y CALOR COMPARTIDO. GRAN FIESTA. GRANDES MUJERES.

Mamen Durà.

Pd. ¿Os habéis fijado chicas la suerte que tenemos, a pesar de nuestro añitos, de ir todavía al cole?

Galería de fotos